Carrera de galgos

Esta mañana quedé con Rubén en la churrería habitual para dar el paseo en bici. Por cambiar decidimos ir a Torrejón del Rey. El día estaba fresco y había mucha nube.

Fuimos dirección Meco y desde ahí hacia Valdeavero. Por el camino vimos mucho cazador de esos que llevan galgos para cazar liebres/conejos. Llegando a la parte alta de Valdeavero y viendo las nuebes, decidimos no bajar al pueblo y tirar hacia Villanueva de la Torre.

En el camino pasamos al lado de unos cazadores y justo al lado nuestro vimos como dos galgos pillaban un conejo, de hecho, tuve que frenar un poco por si se metían en medio del camino. Pasados los galgos, seguimos dirección Villanueva.

En Villanueva nos metimos en el sitio habitual donde nos esperaba el camararo con una chapela enorme. Le pedimos nuestros cafés y montados (que parecían bocatas) y nos puso algo de oreja para picar. El  hombre insistía en si no nos gustaba la oreja, que nos ponía otra cosa. Esta claro cual es el bar al que tenemos que ir en Villanueva.

En el camino de Villanueva a Meco por la carretera sin tráfico, parece que están de obras y quieren arreglarla. De hecho, han quitado la tierra que había en una tubería que cruza la carretera. Rubén hizo de bici-volador pasando la tubería a toda lecha, casi se espeta y dejó asombrados a un grupo de ciclistas que venían en contra. "Muy valiente" comentó uno de ellos. Yo frené un poco y pasé algo más dignamente, pero con menos espectacularidad. El resto del camino con agujeros en un lateral por el medio de la calzada, tiene toda la pinta que van a hacer un carril bici y los huecos son para los adoquines de separación.

El resto del camino sin novedad, llegada a Alcalá y a casita.