Guadalajara

 Esta mañana quedamos a las ocho Rubén y yo en la cafetería habitual. No hacía demasiado frío y salimos en dirección Guadalajara.

La ida costó un poquito y sin novedad. Montado de bacon en el bar de siempre y vuelta. Nada especial.