Tiempo incierto

Hoy había llovido bastante y ha estado toda la mañana encapotado, aunque no ha llegadoa descarcar mucho, por lo que no hemos salido con la bici.

Desde que empecé a correr antes del verano, ha empezado una molestia en el talón del pie derecho. Tiene toda la pinta de ser fascitis plantar o algo parecido, por lo que no me atrevo a seguir corriendo, al menos con mucha frecuencia. Hace unos tres años también me pasó y el dolor del talón iba más o menos a más cuando iba a correr más frecuencia. Dejé de correr, no por el dolor del talón que no era realmente más que una molestia que no me impedía hacer nada, sino más bien por pereza, y se me acabó pasando el dolor.

Así que ayer y hoy me he dedicado sólo a caminar a paso rápido. Ayer casi una hora (no llegué a la hora porque se me acababa Alcalá) y hoy una media hora larga.

Esperaré una temporada a ver si se me pasa totalmente la molestia del talón y luego intentaré volver a correr. Quizás también sea cuestión de probar otro tipo de zapatillas, ya que las primeras molestias hace dos o tres años comenzaron más o menos con un cambio de zapatillas (tengo que comprobarlo en el blog) y al empezar otra vez, lo hice con las mismas.