Guadalajara

 Esta mañana quedamos Rubén y yo en la churrería de Juan de Austria a las ocho. Salimos en dirección Guadalajara y el recorrido de ida rápido y sin problemas. Algo de viento en contra y un par de ratoncillos de campo que vi muertos por la carretera.

En Guadalajara montado de bacon y café. Luego vuelta por el mismo camino, bastante más rápido que a la ida, ya que el viento ya no estaba en contra y debe ser ligera cuesta abajo. Antes de las once y media estábamos en Alcalá.

El cuentakilómetros: 53.63 km, 21.4 km/h de media, 40.1 km/h de máxima, 796 calorías gastadas, 4747 km en total con la bici, 2 horas 30 minutos de pedaleo.

Toda la mañana en la bici

Quedé con Rubén a las ocho y cinco en la cafetería habitual para dar una vuelta en bici. La cafetería estaba cerrada, así que buscamos otra que estuviera abierta, una churrería que estaba abierta en Juan de Austria. Después del café, nos pusimos en marcha, ruta corta y apenas sin paradas, porque ambos teníamos algo de prisa.

Azuqueca, Alovera, Quer, Villanueva, Meco. En Azuqueca pillamos los encierros, por lo que tuvimos que ir un poco por la acera paralelos a las vallas hasta que pudimos volver a la carretera. En Quer encontramos una cosa nueva, el canicross. No sé muy bien de qué va, pero por la pinta se trata de una especie de carrera corriendo pero llevando al perro atado a la cintura.

Llegamos a Meco pasadas las 10 y allí nos paramos a tomar un refresco y un montado de atún. Luego vuelta a Alcalá.

Llegando a casa, subí por mi hija pequeña (8 años) que me estaba esperando, bajamos con su bici y fuimos en dirección Camarma. En el camino nos paramos en casa de Paco, que está malito y tenía que cogerle los partes de baja para la empresa. Antes de salir de Alcalá y llegar al camino que va a Meco pinché con un abrojo. El líquido que había echado en la cámara funcionó correctamente, noté que la rueda se desinfló ligeramente, quité el abrojo y se desinfló más, pero no del todo. La hinché sin cambiar la cámara ni repararla, y aguantó el resto del camino. Eso sí, era tarde y después del pinchazo nos dimos la vuelta a casa, no intentamos seguir a Camarma.

Puente azul

Esta mañana salí a correr a las ocho y veinticinco, este vez sí, con intención de hacer los 10 km entre ida y vuelta al puente azul que hay camino de los Santos.

Salí con ritmo lento, aunque no tanto como la otra vez. Los primeros 20 minutos se me hicieron bastante pesados, pensando en todo el tiempo que quedaba de carrera y las pocas ganas que tenía de hacerlos. Pero a los 20 minutos empecé a pensar en el viejecito a París que me ha caído en el curro a la semana que viene, si llevar las zapatillas de deporte a ver si se puede correr por allí algún día, etc. A partir de entonces la carrera se me hizo más llevadera hasta que ya de vuelta, llegué hasta la zona del Alcampo. El último tramo bien, pero ya deseando acabar.

Encontré a lo largo de la carrera, cómo no, gente corriendo, caminando y en bici. Esta vez no pasó como la otra vez que todos los que corrían me iban adelantando.

En total una horita de carrera. Luego estiramientos al lado del parque de los bomberos, paseo hasta la Calle Mayor para desayunar, vuelta y ducha en casa.

Retomando las pesas

Ya llevo casi cuatro meses yendo a correr con regularidad, tres o cuatro veces por semana. Y como casi siempre que pasa esto, me animo a coger las pesas y completar las carreras con pesas, alternando días.

Así que hoy me ha tocado sesión de mancuernas. Como siempre, cogí el libro donde tengo la tabla de ejercicios y me puse a ello. No recordaba, valga la redundancia, que era tan "pesado". Tampoco recordaba cuánto peso poner en cada ejercicio, por lo que lo fuí poniendo según recordaba y apuntándolo en un papel. Después de hacer el ejercicio apuntaba si la próxima vez tengo que poner o no más peso.

Luego unos estiramientos, ducha, desayuno y al curro.

A buen ritmo

Esta mañana salí a correr a las seis y media. Empecé con buen ritmo y tardé en cansarme. A pesar de todo pude llegar al final sin apenas bajarlo. Hice el recorrido habitual de los chalets, de unos 5 km en algo más de 25 minutos.

Luego estiramientos al lado del parque de los bomberos, pasó por allí otro corriendo. Ducha, desayuno y al curro.

Una de bicicleta

Esta mañana salí sobre las ocho y media con la bicicleta, después de mucho tiempo. No quedé con nadie, así que fui yo solo. Fuí a la cafetería habitual para tomar el café antes de ponerme en camino, a las nueve menos cuarto.

Para no empezar muy fuerte, hice un recorrido corto y llano: Azuqueca, Alovera, Quer, Villanueva y Meco. A las diez estaba ya de vuelta en Meco y no me había parado a tomar montado ni nada. Quedé con Paco en su casa a las once, que anda un poco pachucho y le llevaba unas novelas en la mochila de ciclista. Como vi que iba a llegar muy pronto, me paré en Meco a tomar un Aquarius, sin montado ni nada. A las diez y cuarto estaba en camino y llegué a casa de Paco a las diez y media pasadas.

Cafelito y charla en caas de Paco y luego a casa, llegué sobre las doce y media. Allí mi hija de ocho años me dijo que si saliamos con la bici, así que según la subí, volví a bajarla y nos pusimos en camino. Al ritmo de ella, fuimos por Afligidos, Esgaravita, parte de atrás del Alcampo, carretera hasta el puente azul de los Santos y allí vuelta. Al volver y en el camino de los Afligidos nos metimos por el camino del río y hasta la Plaza de la Jueventud.

En total, unos 40 km en mi recorrido en solitario más otros 12 km en compañía de mi hija.

Carrera intermedia

 Esta mañana salí a correr sobre las nueve menos veinte. Aunque no había tomado una decisión consciente de si hacer una carrera larga (unos 10 km)  o de distancia normal (5 ó 6 km), mi cuerpo si la había tomado. Al empezar a correr en el portal de casa, las piernas no cogieron el ritmo de una carrera larga, sino el de una carrera corta.

Seguí por el camino de los Afligidos, Esgaravita, parte de atrás del centro comercial la Dehesa y al llegar donde empieza la carretera, doble a la izquierda dirección el Decathlon. Allí nuevamente a la izquierda para comenzar la vuelta pasando por detrás del Alcampo.

En total unos 7 km escasos en algo más de 35 minutos, sin canxancio excesivo y llegando con fuerza. Estiramientos al lado del parque de los bomberos, desayuno en la Calle Mayor y vuelta a casa a ducharse.

Por cierto, cada vez llevo más papeletas para el viejecito a París.

Unos días de descanso

Tras el "carrerón" del Sábado me he tomado unos días de descanso, no totalmente a posta, pero si buscando excusas. El Domingo no fui para descansar del Sábado. El Lunes me dio pereza, el Martes iba a hacer análisis de sangre y como hay que ir en ayunas, pensé que correr justo antes también podía alterar los resultados. Ayer no dormí bien por la noche y me dormí de madrugada, con lo que salí al trabajo con la hora justa. Hoy por fin he ido a correr.

Salí a las seis y cuarto e hice el recorrido habitual de los chalets. Se me fue la cabeza totalmente a un posible viaje de trabajo a París a final de Septiembre (espero librarme), con lo que fui a un ritmo más o menos animado y no me cansé demasiado.

Total, los casi cinco km habituales en unos 25 minutos. Luego estiramientos y a escribir esto.

Puente azul

Estos días me encontraba en suficiente forma como para intentar llegar al puente azul que hay en la carretera que va del Leroy Merlín a los Santos de la Humosa. Desde mi casa al puente azul y vuelta son unos 10 km.

Así que esta mañana salí a las ocho y veinte a paso lento, ya que hace mucho tiempo que no hago esas distancias. Lope de Figueroa, Afligidos, Esgaravita, parte de atrás del Al Campo y carretera haste el puente. Desde allí vuelta por el mismo camino hasta la rotonda de la calle Avila. En total algo menos de una hora. La respiración bien, pero las piernas acabaron algo resentidas de cansancio. Luego estiramientos al lado del parque de los bomberos y paseo hasta la Plaza de Cervantes a desayunar.

Es curioso el fin de semana y cambio de hora, porque había montón de gente caminando, corriendo y en bicicleta. Para mi desgracia, entre los que corrían, yo era el más lento. Algunos con paso muy animado, otros a ritmo más patatero, pero menos patatero que el mió.

otra carrera más

Esta mañana salí a las seis y veinte a correr. Empecé con buen ritmo como ayer he hice el recorrido habitual. Pero esta vez a falta de 1 km más o menos tuve que bajar un pelín el ritmo porque sin ser agobiante, me estaba resultando un poco fuerte. Terminé bastante bien, aunque no con ganas de subir como ayer el ritmo al final. Total, entre 25 y 30 minutos de carrera.

Luego los estiramientos al lado del parque de los bomberos, a casa, ducha, desayuno y al curro.

Syndicate content