Una semana sin correr

Después de una semana sin correr por algún día de lluvia y otros muchos de pereza, esta mañana he salido a correr a las seis y cuarto.

Hice el recorrido de siempre por los chalets. Empecé bastante bien y me mantuve toda la carrera sin problemas, cierto que andaba pensando en otras cosas. Incluso me permití acelerar un poco en los últimos cien metros. No miré tiempo, pero supongo que entre media hora y 25 minutos, como siempre.

Luego estiramientos al lado del parque de los Bomberos, ducha, desayuno y al curro.

De vuelta en Alcalá

Finalizadas las vacaciones y de vuelta en Alcalá, esta mañana he salido a correr a las seis y cuarto. Empecé con un ritmo bastante animado y no me costó demasiado mantenerlo toda la carrera. Cada vez estoy más convencido de que la diferencia de clima con Gijón hace mucho, allí es habitual que me cueste incluso desde el principio de la carrera, mientras que en Alcalá me noto mucho más ligero.

Hice el recorrido habitual de los chalets, unos 5 km en 25 minutos largos. Luego estiramientos al lado del parque de los Bomberos y a casita, ducha, desayuno y al curro.

Recortando más la ruta

Esta mañana, último día en Gijón, dudaba si salir o no a correr. Tocaba correr y el tiempo era bueno, así que con algo de esfuerzo, salí a las ocho y veinte a correr.

No tenía muchas ganas, aunque estaba corriendo más o menos bien. Seguí el camino de estos últimos días, pero al llegar a la cuesta del cementerio me dio pereza subirla, así que seguí por la carretera que pasa por delante de él hasta el principio de la carretera de La Campa. Subí por ella hasta llegar al cementerio y esta vez bajé la cuesta lateral del cementerio, haciendo ya el camino de vuelta.

Paré en el parque del Lauredal, donde hice los estiramientos. En total unos 25 minutos escasos de carrera. Y a desayunar en cafetería con wifi, portátil en ristre, para escribir esta tontería.

Recortando la ruta

Esta mañana salí a correr a las ocho y cuarto por el camino de Jove de estos últimos días. No salí con muchas ganas, así que aunque corrí bastante bien, decidí acortarlo un poco. Después de subir la cuesta del cementerio y en la carretera de la Campa, bajé a Jove por la primera que encontré, el camín del lobato. Total, una media hora de carrera.

Luego los estiramientos en el parque habitual que, por cierto, estaba muy transitado esta mañana. Luego ducha y desayuno.

Repetición de ayer

Esta mañana salí a correr a las ocho y cuarto, aunque me lo estuve pensando, al final conseguí vencer a la pereza. Repetí el mismo camino de ayer sin novedades, así que unos 35 minutos de carrera subiendo la cuesta del lateral del cementerio y la cuesta de la Carretera de la Campa hasta el restaurante A Caldeira. La bajada, como siempre, con calma, me permitió descansar y llegar al final del recorrido en buenas condiciones.

Estiramientos en el parque habitual, ducha y desayuno.

Cinco minutillos más

Esta mañana salí a correr a las ocho y cinco. Hice el mismo recorrido de los días anteriores, pero un poquito más largo. Al llegar a la carretera de la Campa subiendo por el lateral del cementerio, tiré en dirección al restaurante A Caldeira hasta pasarlo. Bajé a Jove por el camino que hay después del restaurante y volví por Ería de Polía hasta el camín vieyu del musel. En total, 35 minutos.

Luego estiramientos en el parque habitual, ducha y desayuno.

El día de la marmota

 Esta mañana fue un calco de ayer con un par de minutos de retraso. Salí a las ocho y dos minutos a correr y repetí el mismo camino de ayer.

Me crucé con otro que venía corriendo, el mismo con el que me crucé ayer, pero un poco antes en mi recorrido (más tarde en el suyo).

Me adelantó cerca del cementerio la misma furgoneta que me adelantó ayer cerca del cementerio.

Y ayer en el parque de los estiramientos ví salir a una chica de un portal que debía ir a trabajar. Hoy me la crucé saliendo ella del parque cuando yo entraba a hacer los estiramientos.

Se ve que el hombre es animal de costumbres.... al minuto.

En total, media hora exacta de carrera (igual que ayer), aunque terminé con un ritmo más animado que el de ayer. Los estiramientos, ducha y desayuno.

De vuelta tras un tiempo

Hemos estado unos días en Santiago de turismo, esos días no he ido a correr. Ahora, ya de vuelta, lo he retomado con una carrerita por la zona de Jove.

Amenazaba lluvia, pero salí igualmente sin alejarme demasiado de casa, por si acaso. Seguí el camino de Jove habitual hasta la subida por el cementerio y la carretera de la Campa. No quería forzar mucho después de una semana sin correr, así que una vez en la carretera de la Campa, volví a meterme en Jove por la primera desviación a la derecha que encontré, el camino del Lobero y después el del Regatu.

En total una media hora de carrera casi exacta. Estiramientos en un parque cerca de la Calle Federica Montseny, ya fuera de Jove.

De nuevo por Jove

De nuevo en Gijón, esta mañana he salido a correr a las ocho menos veinte. Como es día de borrachuzos, la carrera la he hecho por Jove.

Como siempre, Federica Montseny, camino viejo del musel, ería de Polía, camino del Rubín, camino del cementerio, por el lateral del mismo a la carretera de la campa. Por la carretera hasta el restaurante A Caldeira, pasado el restaurante bajé por el camino de Rubín ya de vuelta, Ería de Polía, camino viejo del musel, Federica Montseny y estiramientos en un parque ya entre los pisos detrás de Estrada Ruíz.

Empecé corriendo bien pero con calma, ya que en Jove son todo cuestas. Las cuestas del cementerio y hasta el restaurante A Caldeira bien, luego en la bajada descansando, llegué al final bastante bien, e incluso con ánimo de seguir un poco más. No lo hice porque tengo intención de salir mañana también. En total unos 40 minutos escasos de carrera, dice google maps que son 5 km, no me lo creo.

Carrera con descanso

Esta mañana salí a correr sobre las seis y veinte. Comencé con buen ritmo y no me cansé excesivamente, pero psicológicamente se me iba haciendo bastante cuesta arriba, no conseguía concentrarme en otra cosa que no fuera correr y estaba deseando terminar. Al cuarto de hora de carrera acabé parando y caminando unos 50 metros. Luego seguí corriendo, pero recorté el recorrido no dando la última vuelta que suelo dar por los chalets (calle Victoria, Astorga y Burgos).

Total, unos veinte minutos escasos de carrera. Estiramientos al lado del parque de los bomberos, a casa, una ducha, desayuno y al curro.

Syndicate content