Camino del río

Hoy no hemos ido en bicicleta, supongo que están todos de vacaciones o en el pueblo. Así que sobre las ocho y cuarto he salido a correr.

Esta vez me lo he tomado con más calma, repitiendo el camino de ayer y con intención de acabarlo. A los veinte minutos de carrera, ya por el camino del río, tuve que reducir un poco el ritmo y fuí capaz de acabarlo, terminando en el Parque de la Juventud. En total unos 25 minutos de carrera. Allí hice mis estiramientos, un poco rápido, no toda la tabla y sin ganas, ya que parecía que había demasiado mosquito.

Luego a desayunar y un paseo hasta el Parque O'Donell. Es curioso como la falta de actividad genera pereza y la actividad la quita y da ganas de más. Cuando más o menos dejé de ir a correr y sólo hacía el paseo por las mañanas, también fuí acortando ese paseo y al final sólo llegaba hasta la Plaza de Cervantes. Ahora que parece que he empezado otra vez a correr, me he encontrado con ganas de hacer el paseo más largo.

También en sábado

Hoy no tenía pensado salir a correr, puesto que mañana presumiblemente toca bici y si voy a correr el día antes puedo notar el cansancio en la bici. Sin embargo, a las siete y media ya estaba más que aburrido en casa y tras darle vueltas un rato, a las ocho y cinco salí a correr.

Ya desde el principio noté que la cosa no iba bien, quizás al ser más tarde se nota más el calor, quizás estaba cansado, el caso es que notaba que la carrera no se me iba a dar bien. Fuí por Avd Lope de Figueroa, Calle Antequera, Calle Burgos y de frente al camino del río, en dirección al Parque de la Juventud. No llegué al final del camino, me salí por una de las cuestas que va a la Ermita del Val y me paré en un parque al principio de la Calle Cuenca para hacer los estiramientos. En total unos 20 minutos de carrera.

Luego a desayunar y esta vez sin dar paseo, que tengo cosas que hacer en casa.

El más chalado de todos

Esta mañana he salido a las seis menos cuarto a correr. Con ello he comprobado que soy el más chalado de todos. A las seis, estos días atrás, veía a uno o dos que también iban a correr, pero a las seis menos cuarto no he visto a nadie. Bueno, sí, uno con patinete.

He corrido bastante animado, el tiempo estaba incluso fresco, he hice el mismo recorrido de anteayer, unos 20 minutos. Terminé algo cansado, pero yo creo que fue más por la velocidad que por falta de forma.

Luego estiramientos al lado del parque de los bomberos, a casa a ducharse, desayunar, escribir esta chorrada y ahora voy al curro.

Y otro poquito más

Esta mañana he salido a las seis, con la idea de hacer el recorrido que no hice ayer. Esta vez sin embargo lo conseguí, no porque esté más en forma que ayer, sino porque conseguí concentrarme en otra cosa que no era la carrera. Cuando me quise dar cuenta, ya había hecho el recorrido que me había propuesto, unos 25 minutos. Eso sí, parece que esta vez los coches se han puesto de acuerdo para incordiar. A esas horas de la mañana apenas hay nadie y en la zona de los chalets tampoco hay tráfico. Pues bien, un paso de cebra taponado por una furgoneta que estaba cargando, el siguiente tuve que para por un coche que hizo la pirula sobre el paso de cebra para hacer un cambio de sentido prohibido y en la siguiente simplemente un coche que pasaba, pero al que tuve que esperar.

Luego estiramientos al lado del parque de los bomberos, a casa  desayunar, ducharse y al curro.

Algo más

 Esta mañana he salido a las seis y diez a correr. Mi intención era prolongar un poco más el recorrido, pero por cansancio acabé haciendo trampa y no corriendo lo pretendido. Al final veinte minutitos de carrera, algo más que la vez anterior. Durante la carrera ví a otro par de corredores. Es curioso, pero antaño, cuando salía a estas horas, era muy raro ver a nadie más corriendo. Ahora parece que es habitual que la gente salga a esas horas intempestivas a correr.

Luego los estiramientos al lado del parque de los Bomberos. A casa a ducharse, desayunar y al curro.

Bici nueva

iron manComo Chema no puede salir mañana, hemos quedado Rubén, Jorge, Chema y yo hoy Sábado para nuestro paseo en bici. Jorge estrenaba bici comprada en bicialcala, pero nos dimos cuenta de que estrenaba automáticos antes de apreciar la bici. Lo primero que hizo al llegar a la cafetería, antes incluso de bajarse de la bici, fue caerse. Típica caída cuando estrenas automáticos, que paras, no recuerdas que llevas el pie enganchado y vas al suelo.

Chema tenía que llegar pronto a casa y como además hace calor, decidimos una ruta corta: Azuqueca, Alovera, Quer, Villanueva, Meco y Alcalá.

La ruta sin novedades, salvo que Jorge decidió hacernos también una demostración de frenos de disco. Iba detrás de Rubén, pegadito a él. Rubén hizo un extraño en una rodada con arena y Jorge frenó en seco. Desgraciadamente los ciclistas no llevan frenos de disco y aunque la bici para en seco, el ciclista no lo hace. Salió por encima de la bici y ésta, enganchada por los automáticos, decidió seguirle, rodando juntos por el suelo. Afortunadamente el hombre de hierro (ver foto) es un blando comparado con Jorge. No hubo daños apreciables, salvo el cuentakilómetros que quedó colgando.

En Villanueva tomamos nuestro montado de panceta..... bueno, lo tomé yo sólo, mis compis se han vuelto repentinamente sanos y lo han tomado de atún para que mi conciencia me remoridiera y darme la panceta.

Una vez en Meco, en vez de coger el camino habitual dirección escuela Santo Tomás de Aquino, volvimos por la carretera de la estación de Meco y los Santos de la Humosa. Al pasar la nacional, tiramos hacia Alcalá, por el camino de la Magdalena, donde llegamos sobre las once.

El cuentakilómetros : 40.9 km, 20.7 km/h de media, 38.1 km/h de máxima, 603 calorías. 4543 km en total con la bici, 1 hora 58 minutos de pedaleo.

Algo de aburrimiento

 Esta mañana he salido a correr a las seis y veinte. Empecé bien, a un ritmo normal, pero a los cinco minutos de correr empecé a sentir esa falta de ánimo que da a veces y que, aunque no estás físicamente cansado, te dan ganas de parar y caminar un rato. Aunque no se acabó de pasar, seguí corriendo e hice el recorrido de estos dos últimos días. Esta vez no encontré a nadie corriendo, salvo a Murphy, que hizo de las suyas. Acera estrecha. Contenedores de basura montados en la acera. Un señor que viene caminando de frente. Un autobús que viene por la carretera. Y yo. Justo coincidimos todos en el mismo punto. El señor se metió mucho en la acera para evitar los contenedores, yo me bajé a la carretera para evitar al señor y el autobús cambio de carril para evitarme a mí. En fin.

Luego estiramiento al lado del parque de los bomberos, a casita a ducharse, desayunar y al curro.

Otra más pa la saca

Esta mañana he vuelto a salir a correr sobre las seis y diez. Hice el mismo recorrido de ayer, un pelín más largo que el de la semana pasada. Sin cansancio excesivo, creo que sería capaz de alargarlo un poco más, pero tampoco hay prisa, cuando me lo pida el cuerpo lo haré. Luego estiramientos al lado del parque de los Bomberos.

Me he encontrado a otros dos corriendo a esas horas de la mañana. El primero me pasó poco a poco por la acera de enfrente. Al segundo sólo le ví la espalda. Que se preparen cuando esté en forma.

Un poquito más

Esta mañana he salido a correr sobre las seis y media. Al salir estaba incluso fresco, pero a los cinco minutos de correr (y calentar), empecé a notar el calor y que estamos en verano.

Como me encontraba bien, prolongué un poco más el recorrido por la calle Cuenca, algo menos de veinte minutos en total. No me cansé excesivamente e hice mis estiramientos al lado del parque de los bomberos.

Por cierto, hay más chalados como yo. Me encontré a otros dos corriendo a esas horas de la mañana (por separado).

Ruta corta por el calor

Esta mañana quedamos Rubén, Chema y yo en la cafetería habitual a las ocho y cinco. Como el tiempo amenaza calor, ibamos con la intención de hacer una ruta corta y estar pronto de vuelta en Alcalá.

Tras el café, nos ponemos en marcha dirección Azuqueca, Alovera, Quer y ¿montado? en Villanueva. Tras un rato de charla volvemos por Meco, empezando ya a notarse el calor a base de bien. En Alcalá sobre las doce y media.

El cuentakilómetros: 40.59 km, 18.6 km/h de media, 42.1 km/h de máxima, 498 calorías, 4502 km en total con la bici, 2 horas 10 minutos de pedaleo.

Syndicate content